lunes, 11 de junio de 2012

Camilla Läckberg

Próximamente me gustaría escribir sobre la Blogger Lit Con y la Feria del libro de Madrid, mi querida Madrid, pero por ahora me gustaría hacerlo sobre cierta escritora sueca que ya se ha ganado un hueco en España. (¿Soy yo o los escritores nórdicos últimamente se encuentran en apogeo por aquí?) 
Nunca me había sentido especialmente atraída por la novela negra pero mi hermano, que probablemente jamás leerá este blog, y su novia me regalaron La princesa de hielo por mi cumpleaños allá por noviembre. 
De todos los libros que me han gustado mucho mucho mucho ( No he escrito "mucho" bien a la primera ni una sola vez. Siempre se me cuela la "h" antes de la "c".) con ninguno tenía grandes esperanzas. Debería mandar a mi instinto a tomar viento fresco. Y así fue como una tarde de finales de noviembre comencé a leerlo.
La trama a simple vista parece simple: una escritora vuelve a su pueblo natal para poner en orden las cosas de sus fallecidos padres. Una mujer se suicida y la policía, impresionada por un caso con cadáver, comienza a investigarlo. 
Que llegados a este punto, en el que todos se sorprenden de que algo ocurra (¡por fin!) en los pueblos pequeños, quiero hacer la siguiente pregunta: ¿Hay algo que no pase en los pueblos pequeños, esos de los que si no te has criado a 10km a la redonda ni sabes que existen? No, va en serio. Últimamente, en todas las historias, independientemente del género y el público, todo pasa en estos lugares. ¡Dejar algo para las pobres ciudades!
Pero si crees que el caso es sencillo ¡Alto! Te equivocas, porque hay cien personajes secundarios perfectos. Si, perfectos posibles asesinos. Puedes apreciar como se desarrollan dos historias paralelas: relacionadas con el caso y sus implicados y relacionados con Erica, la escritora, y su vida personal y también como estas dos ramas del mismo árbol se tropiezan el los momentos más oportunos. 
No doy casi detalles porque veréis igual que otras veces no me importa contaros la obra en verso, en esta ocasión quiero que lo descubráis vosotros. Es más, si sois de esos que tienen varias ventanas de búsqueda abiertas ¡ciérralas y no sigas leyendo! porque lo mejor de estos libros son los detalles. 
Lo que más me gusta de ellos son los personajes porque son reales. Sí, reales. Cuando leáis estos libros entenderéis a qué me refiero. 

Hace unos días Camilla Läckberg estuvo en Madrid, en la Feria del Libro y ¿cómo no? yo me acerqué a que me firmara los libros. Este fue mi día:


Me senté a un par de metros de la carpa a eso de las 13:00 en el Retiro, sobre las 13:30 otra familia llegó y fue una espera más amena. Es lo bueno de las colas eternas; haces amigos. A las 16:00 empezó a llegar algo de gente y entre las 17:00 y las 18:00 aquello se convirtió en una locura.
Cuando Camilla Läckberg llegó a eso de las 18:00 comenzaron a entrevistarla. Uno de los integrantes de la familia que llevaba esperando conmigo tantas horas le comentó a una chica (¿de la editorial?¿interprete?¿ambos? no lo sé) que yo llevaba clavada allí desde las 13:00 y ella se quedó impresionada (para lo que dije:”Sí, he comido en ese árbol”) y me llevó dentro de la carpa para contárselo a la autora. A ella le sorprendió bastante y estuvo encantadora. Encantadora.( Por si no ha quedado suficientemente claro: E-N-C-A-N-T-A-D-O-R-A) Me firmó cinco de sus libros me regaló unos marcapáginas e intercambié unas palabras con ella. (Me fijé en que el interprete le hablaba en inglés y lo agradecí porque mi sueco está un poco atascado. Muerto y enterrado mejor dicho.) Cuando me iba a firmar el primer libro alzó la cabeza y dijo:”I love you” y le respondí que a mí me encantaban todos sus libros y ella y me parecía un detalle que a otra mujer, que no sabía inglés, le hubiera chapurreado (con mejor acento que muchos españoles) algo en español. Nos deseamos buena suerte y así fue como yo salí de la carpa con un libreto titulado La escuela del crimen, una libreta con sus obras en la portada, 5 marcapáginas, cinco libros firmados y ella con una lectora de por vida. Nada más salir de la carpa usé esa herramienta tan conocida llamada Twitter para escribir: “Camilla Läckberg me ha dicho:”I love you” ahora ya puedo morir en paz.”
Si vuelve, espero volver a esperar 6 horas en una cola para ser la primera de nuevo.



La lista de la colección es: 
La princesa de hielo.
Los gritos del pasado.
Las hijas del frío.
Crimen en directo.
Huellas imborrables.
La sombra de la sirena.


2 comentarios:

  1. Me hubiese gustado estar allí. Tengo todos sus libros y la verdad es que me gusta mucho su pluma. Es la primera serie negra que sigo. En casa tengo otros, el género policíaco es de mis favoritos, pero no he seguido a ningún personaje como a los de ella ;) Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí sin duda, lo que más me gusta es cómo puede meterse en la cabeza de cada personaje sin salir de una narración en tercera persona. =) Saludos y gracias por comentar.

      Eliminar

Mensajes ofensivos o irrespetuosos serán eliminados. Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...